BAILARÍN IMAGINATIVO

el

Los brazos se lanzan con gracia a la melodía y los hombros armonizados van al compás. Las piernas transcriben en deseo las notas con ritmo en el suelo. La cadera es el centro del movimiento del propio universo. Los oídos en plena marcha por los transductores electroacústicos. Los ojos cerrados para mirar suavemente dentro. Los labios entreabiertos por pasión y sin tensión.

Cuando bailo los pensamientos cesan en la mente, intensificando así el estremecimiento emocional de las sensaciones. Es la exaltación por sentir la vida bailando y de bailar con la vida. Cuando bailo el cuerpo desatiende la mochila de la espalda y el poco peso que aún hay en ella. Así, bailando imagino que todo el ser emerge libremente, manifestando por unos instantes la esencia más auténtica. Iluminando como astro de alegría el alma, sin restos fósiles sucios, sólo luz pura y radiante.

 

Fotografía: Anneke Hymmen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s