DESDE LA DISTANCIA

Cuando estás desorientado y esa niebla acumulada durante años lo difumina todo, es momento de parar y establecer una distancia contigo mismo. Alejarte para encontrarte. Vaciarte de conceptos predefinidos. Crear tus propias impresiones y aprender a expresarte con autenticidad.

Es el instante preciso para convertirte en el espectador de tu propia vida y simplemente observarla para cambiarla. Imaginar que estás en una sala de cine vacía, solo y frente a ti, tú, tu vida. Sin preocuparte por esperar aprobaciones, sin miedo por ser juzgado, sin esa inquietud por buscar fuera el amor que tú mismo insuficientemente te tienes.

Sólo así conseguirás ver con claridad, sentir tu alma. Conectar con tu singular y maravilloso mundo interior para establecer una conexión mágica con ese mundo exterior que tan extraño siempre te había parecido.

 

Fotografía: Hiroshi Sugimoto 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s